Volver
ícono de Experiencias

Voluntario en línea de las Naciones Unidas Kirthi Jayakumar

“Creo que cada uno es el producto de su propia historia,” dice

20 Septiembre 2016
Compartir

Kirthi Jayakumar es abogada y activista social. En su país, la India, ha fundado una iniciativa en favor de los derechos de las niñas y las mujeres y una revista en línea sobre derecho internacional. Desde octubre de 2010 ha aportado sus talentos, su tiempo y su inagotable energía como voluntaria a 16 organizaciones de la sociedad civil y agencias de las Naciones Unidas. Ha redactado, escrito blogs, investigado, traducido, diseñado y editado documentos y publicaciones sobre las causas que más la movilizan: las cuestiones de género, los conflictos, la pobreza.

La principal motivación de Kirthi para el voluntariado en línea –así como para su apasionado activismo-- es contribuir al avance y al éxito de buenas causas. “Creo que cada uno es el producto de su propia historia,” dice. “Las cosas que he visto y oído a mi alrededor me inspiran, pero en el fondo, creo que la lucha por las causas sociales forma parte de mi ADN, es lo que soy”.

Para Kirthi, el voluntariado en línea ha significado la posibilidad de explorar campos a los que de otra manera una profesional de derecho como ella difícilmente habría quedado expuesta. “Para mí el voluntariado comenzó mientras estaba viviendo una especie de transición. Me costaba aclimatarme a los cambios que se estaban produciendo a mi alrededor y el voluntariado me permitió recuperar los pies y plantarlos bien firmes en la tierra”, recuerda. Ha impartido clases en línea a niños discapacitados visuales, mapeado sitios del patrimonio cultural de la humanidad, trabajado en un plan estratégico para una ONG de Ghana, desarrollado una hoja de datos sobre la violencia de género, ayudado a compilar dos libros electrónicos sobre oportunidades para emprendedores en África.

Pero la experiencia que la ha marcado más en profundidad ha sido la colaboración con la ONG nigeriana Delta Women. “Delta Women me ha hecho como soy, prácticamente he vuelto a nacer tras un periodo muy difícil. Allí he encontrado a algunos de mis mejores amigos e involucrarme me ha dado una infinita alegría”. Kirthi escribe para el blog de la organización y lo administra, además de involucrarse en distintas iniciativas, como la campaña para abrir una escuela en Okuijorogu, una aldea del Estado de Delta. Gracias a la perseverancia y la determinación de la organización, el proyecto fue autorizado por el gobierno del Estado y en agosto de 2013 comenzó la construcción. Muy pronto los niños de Okuijorogu no necesitarán caminar 4 kilómetros y cruzar una carretera peligrosa para ir a la escuela más cercana.

¿Algún consejo para los aspirantes a voluntario en línea?: “Ponerse manos a la obra y disfrutar de cada momento del proyecto. No lo hagas por el certificado o por tener un renglón más en el currículo, sino porque lo deseas y te hace feliz. Porque enciende una sonrisa en algún lugar del mundo, en un rostro que no conoces pero que has acariciado con tu gesto”.